domingo, 14 de marzo de 2010

Mi primer beso


El más suave, dulce e inocente de todos los besos... tan deseado pero tan temido.
Fué una noche un poco fria y un poco cálida ni siquiera puedo recordarlo de lo feliz que estaba a su lado sólo podía pensar en él, en esa mirada enamorada que me lo decia todo.
Mi corazón latía muy rápido y todo estaba silencioso... tan sólo se escuchaban las hojas volar en el viento. Y en medio de ese silencio fué mi primer beso, el más maravilloso que pudo salir de mi corazón gigante de melón, estaba tan feliz, no quería que terminara, no sabía que hacer, todo fué tan rápido y tan hermoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada